La Farmacia

ignacio-hermogenesHistoria de la Farmacia San Ignacio: soy Ignacio Hermógenes Gonzalez Conde , Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada 1960-67, compré el traspaso de la farmacia a D.Francisco Sánchez López. Situada en la calle Virgen de Monserrat nº 8, local de 40 m2 . Entonces el edificio solo estaba cubierto de aguas , con solamente un piso piloto terminado.

La farmacia llevaba abierta 15 dias , con las mínimas condiciones y estocaje que exigía la legislación vigente e inspección farmacéutica . Todavia no existía , entre otras cosas, el actual Puente de los Remedios , ni la Glorieta de las Cigarreras…. yo estaba viviendo en casa de mis padres y recuerdo que hasta la paga militar de las prácticas de milicias, en Sevilla, en el cuartel de ingenieros zapadores , la utilicé para poder sacar adelante la farmacia.fachada-farmacia-original

Recuerdo que había días que la “caja” era un sobre de aspirina , es decir , 1,5 pesetas ,  algo menos que 1 céntimo de euro. Tenia una vecina nueva, ¡¡¡¡QUÉ ALEGRIA¡¡¡ Tuvo un hijo, tenía alguien cerca y pedía con cierta frecuencia lo necesario para su hijo, sobre todo “Pelargón”.

cristina-despachoPasaron dos o tres años muy duros y muy solo , poco a poco mejoró, se construyó la plaza , el puente , la ronda y dejaron de pastar las vacas , cabras… que se ponían frente a la farmacia, en la misma entrada. Pasaron varios años, como 8 o 10 años y tuve la oportunidad de trasladarme a la calle Fernando IV nº 4 , donde se encuentra la farmacia actualmente.

Después de varios arreglos conseguí 76 m2 .Estuve con esta reforma entre  15 y 20  años  y posteriormente la amplié, comprando la Bodeguita Taurina , hasta 100 m2. En el año 2011, y cumplidos los 70 años, después de 44 años de ejercicio se la dejé a mi hija Cristina , actual titular y ella le ha puesto de nombre “Farmacia San Ignacio” , lo cual me ha gustado.

La ética y el secreto profesional fueron mis estandartes y ahora ya jubilado digo: “Gracias a la zona de mi barrio y a su buena gente , por la trayectoria de mi vida profesional , que sin ellos no hubiera podido ejercer tan a gusto, gracias a todos mis pacientes y amigos”

Ignacio Hermógenes González Conde